10 novembro 2007

Alma Gemela



Alma Gemela

Me quedo triste
siempre que te hago triste
y mi corazón no sabe
o no puede evitar.
Yo me quedo triste
siempre que usted brinda
a la salud de alguien
y yo sé,
usted no puede evitar.
Y es entonces que yo me
destrozo
veo mi espíritu en dolor
y mis ojos se llenan con el llanto.
De un llanto que no limpia,
no se vá
y simplemente se queda
hasta arrugar todo
lo que siento
por usted.
Entonces me quedo triste.
Por eso y por que
usted bailó
aquella música
que yo no escuché,
con alguien que yo
jamás lo veí.
Yo me quedo triste por que
aquella música tenia
que ser nuestra.
Hermosa,
eterna,
penetrante.
Y entonces
nuestros espíritus bailarian
sueltos y coherentes, de manos
apretadas y capaces.
Y el brinde seria nuestro.
El mundo seria de nosotros.
Usted y yo.
Entonces mi corazón
sabría evitarle
hacerte triste,
y mis ojos
irían sonreir
para los tuyos,
si ellos todavia
supieran
aguardar por los mios.

Renato Baptista
Traducción: Veronica de Nazareth - Noic@

Direitos Reservados

Nenhum comentário: